sábado

treinta dólares

y veintinueve centavos. siete son del aceite de oliva, tres más que los demás, pero es que así la comida no sabe a caca (huetes). menú del día, espinacas con beshamel aguada. le puse montón de harina pero no hay manera. en vez de a la nevera tendrán que ir al congelador, a ver si se espesan...

2 Comments:

Blogger Dolly Partos said...

A ver, nena!

En una sartén fries la mantequilla y le echas harina, que se queme un pelín, y luego le echas la leche (leche entera, a ser posible, ni macrobiótica ni leche de soja, ni leche de George Clooney), y a remover como una loca de los nervios hasta que te duela el sobaco y se evapore un poco la leche y haga chup-chup!

Y al final del todo le echas SAL!

Otro día te cuento cómo hacer una crema con esos calabacines super porno que compraste, con la que podrás ser la reina de las fiestas!

Kisses en las narices!

8:31 a. m.  
Blogger lotuyonotienenombre said...

juuuuustito como yo lo hice, pero hija, me pasé con la leche y aquello por más que lo hervía pues no, que no cogía. tuve que escurrir las espinacas y echarles doble de queso pa disimular... pero ni por esas.
mañana hay fiesta pero yo no me muevo a por más calabacines -en vivo y en directo, porno infantil como mucho- pero yo te aviso en cuanto encuentre otros con más fundamento, okix?

1:03 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home