miércoles

sichuan


es una provincia de china. según el artículo en la pared del restaurante sichuanés, que hablaba del mismo restaurante sichuanés, la gente de sichuan no sale mucho de sichuan. por eso no hay comida china sichuanesa de verdad en los chinos, aunque muchos tengan cosas estilo szechuán. que es como escriben sichuan los que no son de sichuan. según el mismo artículo, en esos chinos no sichuaneses lo único que hacen es meterle unas guindillas al plato, porque las guindillas rojas son fundamentales en la comida sichuanesa. bueno. yo lo que sé es que le pregunté a la supuesta sichuanesa si el pollo que quería yo comer, picaba mucho. que va, un poco sólo, me dijo ella. pues resulta que las guindillas sichuanesas son peores que los chiles habaneros. y el pollo llevaba mucha guindilla, además de mucho gengibre, que por cierto también pica. de todos modos, yo aquello me lo comí entero porque me gustan las experiencias intensas. lo que no sé es por qué no como todos los días en china town, que me pilla en mi línea de metro y además es súper barato. al sichuanés tengo que volver, sobre todo porque nada más sentarte te traen la tetera esa de la foto, y con el frío que hace sienta de miedo, para calentarse al llegar, y para coger fuerzas al salir. y entre medias, a sudar con las guindillas, que además son descongestionantes.

6 Comments:

Blogger Peibols said...

Y con tanto picante no tienes unas almorranas del tamaño de sichuan?

Me ha gustado mucho como lo has contado. Que guay!

9:18 a. m.  
Blogger Dolly Partos said...

El té es súper diurético, y está en el 99% de las comidas asiáticas, porque se usa como AGUA durante TODA la comida.

Así que no hagas como las PALETAS, que se lo beben de un trago.

Se bebe a traguitos, para que anestesie el paladar, y provoque que nuestro estómago se ponga a trabajar como un hámster en su rueda con la digestión.

Lotuyo, nena, ¡Qué envidia me has dao con la comiiidaaaaaaaaaaa!

Ya me imaginaba y todo un salteado de noodles y tirabenques (esas judías planas súper crugientes), y alguna gamba perdida.

¡¡¡La de cosas raras que me zampé yo en los USA!!! Así pasó lo que me pasó, que al llegar a Spain, tenía un cólico que casi la palmo.

10:44 a. m.  
Blogger walker said...

A mí también me ha encantado como lo has contado, lo mismo que el del otro día de los túneles del metro. Cada vez estás más literario.

Aquí, además, me he enterado de que los chiles que pican de verdad son los habaneros. Yo siempre había pensado que eran los jalapeños, pero no, tienes razón. Lo he comprobado en Google.

11:13 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Oye, y cuando vuelves a tu casa???

1:02 p. m.  
Blogger Peibols said...

Si vuelves a tu casa... seguiras con el fotoblog, no?
Me da igual donde vivas, pero haz fotos y cuelgalas!

Lola quiere más fotos!

7:16 p. m.  
Blogger lotuyonotienenombre said...

pues qué bien que les gusten mis posts, porque desde luego no los escribo para leerlos yo solo. hoy volví a china town a por el billete de la wawa para boston, y de paso me comí otro plato sichuanés. este también estaba marcado con una guindilla roja en el menú, pero casi ni picaba.
dolly, yo de un trago no me lo tomé porque quemaba, pero cuando me lo pusieron delante pregunté que si eso era té, así que más paleta no se puede ser, sobre todo teniendo en cuenta que aquello tenía forma de tetera. y humeaba. pero es que las cosas gratis me dan ese punto tonto de oh, es eso lo que parece que es?
y sí, los más fuertes son los habaneros. pero los buenos y sabrosos son los jalapeños.
anónimo, yo vuelvo pronto, más o menos el día en que el blog (a) se convierta en una fantasía rural (b) en una porno (c) se actualice como mucho una vez al mes, en combinación con la opción a o la b o las dos (d) se clausure. pei, todavía no lo sé, pero desde luego los deseos de lola serán valorados en su justa medida.

5:53 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home