lunes

el taxista

me preguntó que a qué iba yo a la cartuja. a un congreso. de qué? de cultura gay-les. ahm. el caso es que cuando me bajé ya me había contado que él aunque estaba casado se había enrollado con más de uno y con más de doscientos, y tuve que soslayar la observación de que "claro, es que da más placer" para no empezar una conversación sobre la próstata o para no soltarle que no estaba bien creerse uno la medida de todas las cosas. pero fui educado porque al fin y al cabo el hombre tenía más de sesenta años. me dio su tarjeta por si necesitaba un taxi más tarde. con lo que me gusta a mí pasear.

3 Comments:

Blogger Peibols said...

Aun te quejaras!
Vaya aventureta! Deberías abrirte un blog...
otro...
o actualziar más

2:43 p. m.  
Blogger Dolly Partos said...

Por lo menos no te dio la brasa con el "Furgo" o con alguna ocurrencia de Luis del Colmo, o te saeteó con el Gigi Sound (música lolailo, vamos).

Y fíate tú de la Virgen, y no corras, nena, que las sesentonas, son las peores.

5:36 p. m.  
Blogger lotuyonotienenombre said...

pero si no me quejo peibols-dolly, se me hizo el viaje muy ameno. pero de verdad que no sé cómo hago para acabar hablando de estas cosas con los taxistas, porque ya van unas cuantas.

¿que me abra un qué?

12:10 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home